Lo que siempre quisiste saber sobre la gripe

La gripe es una enfermedad que afecta a las vías respiratorias superiores e inferiores, que suele ir acompañada de fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular. Está causada por el virus influenza, perteneciente a la familia Orthomyxovirus y cuyos síntomas se confunden a menudo con el resfriado comúnIntroducción

Las superficies que generalmente tocan varias o muchas personas, como el teléfono, el pomo de una puerta, son vías de transmisión frecuentes. Así. Al tocar estas superficies recogemos las partículas víricas en nuestra mano y de ella tardará poco en llegar a la nariz o a la boca. Es por ello que los lugares muy frecuentados, como las escuelas o los transportes públicos, son una vía importante de transmisión.

El virus ataca las células del tracto respiratorio.

Características biológicas

La estructura del virus es generalmente esférica, pero suelen encontrarse formas filamentosas, con un tamaño de unos 120 nm. Presenta envoltura, en la que destacan dos glucoproteínas: hemaglutinina y neuraminidasa. El genoma está compuesto por 8 segmentos separados organizados al asociarse con nucleoproteínas y formados por -RNA de cadena sencilla.

Los virus influenza A conocidos se clasifican según el origen de la hemaglutinina y la neuraminidasa, en concreto 15 tipos de la primera y 9 de la segunda. Las características antigénicas del virus influenza B son más estables, de ahí que produzca epidemias más leves.

La hemaglutinina es una proteína que tiene una marcada función de adherencia a las células de la mucosa y facilita la fusión de la envoltura con la membrana del endosoma, provoca además la respuesta de los anticuerpos. La neuraminidasa tiene actividad enzimática y parece facilitar la salida de los viriones de la célula huésped.

Cuando la envoltura vírica se adhiere con la membrana celular se forma un endosoma. El endosoma se acidifica rápidamente, en respuesta, la hemaglutinina realiza un cambio conformacional exponiendo regiones hidrofóbicas que favorecen la fusión de la envoltura vírica con la membrana del endosoma, liberando la nucleocápside en el citoplasma.

Los segmentos viajan al núcleo donde el -RNA es transcrito a mRNA por actividad de la transcriptasa vírica. Una vez formado el mRNA vírico, sale al citoplasma donde los ribosomas de la célula huésped formarán las proteínas víricas. La hemaglutinina y la neuraminidasa se procesan por la vías retículo endoplasmático – aparato de golgi, por lo que estas glucoproteínas quedan expuestas en la membrana de la célula huésped.

En el núcleo se produce +RNA de cada uno de los segmentos sin extremo ni poliA. La replicación del +RNA da lugar al -RNA que contiene la nucleocápside, los segmentos salen al citoplasma donde se organiza el virión y finalmente abandonan la célula por gemación, por lo que la célula huésped, por lo menos al principio, no muere. La nucleocápside puede llegar a contener hasta 11 segmentos, el proceso de carga se realiza de forma aleatoria, por lo que se producen muchas partículas defectuosas. El virus de la gripe es uno de los pocos virus que tiene un genoma segmentado, esto incrementa su potencial de recombinación por intercambio de segmentos con otros virus de la gripe que hayan infectado también la célula. Esta es una vía de creación rápida de una nueva variedad del virus.

El tipo A está dividido en diferentes subtipos por las diferencias que existen en las glucoproteínas. Las nuevas variedades del virus se forman por mutación y reordenamiento de los segmentos. Estas variaciones se agrupan en:

Antigenic shift, o reordenamientos, teniendo en cuenta la capacidad de este virus de infectar a humanos y animales la infección doble de una célula por virus de origen humano y de otras especies provoca la aparición de nuevas cepas que tienen unas propiedades distintas de inmunidad. Esto produce un cambio drástico en las características del virus.

Antigenic drift, los virus RNA tienen una tasa de mutación muy elevada respecto de los virus DNA. Las mutaciones acumuladas producen sustituciones en las proteínas víricas.

Nomenclatura

Las cepas se designan siguiendo este criterio:

Tipo del virus influenza
Lugar de origen
Número de cepa
Año de aislamiento
Subtipo según estructura H/N

Por ejemplo:
A/Sydney/5/97 (H3N2)

Vacunas
El sistema de prevención se basa en la vacunación de los grupos de riesgo. Estas vacunas se realizan siguiendo las indicaciones de la OMS, según las cepas de la temporada anterior, por ejemplo:

Hemisferio norte 2002

A/New Caledonia/20/99(H1N1)-like virus
A/Moscow/10/99(H3N2)-like virus
B/Sichuan/379/99-like virus

Esta información se recopila a través de un sistema de vigilancia en el que recogen datos víricos y clínicos en distintas regiones del Mundo.

En el pasado siglo ocurrieron tres pandemias causadas por el virus de la gripe:

1918-19 “gripe española” A(H1N1) , se calcula que pudo producir 20 millones de víctimas en todo el mundo.
1957-58 “gripe asiática” A(H2N2).
1968-69 “gripe de Hong-Kong” A(H3N2).
1977 ” gripe rusa ” , A(H1N1)

El subtipo A(H1N1) causó durante años distintos episodios de epidemias hasta y después de que en 1918-1919 produjo una devastadora pandemia. Cuando emergió la cepa asiática en 1958, A(H2N2), prácticamente desaparecióEn la actualidad coexisten las cepas A(H1N1) y A(H3N2). De la historia de la cepa A(H1N1) se desprende que el impacto en la población ha sido distinto a lo largo de los años, pero que sigue evolucionando y puede volver a tener un importante impacto en la población.

En el siglo XIX se tiene constancia de dos pandemias:

1889 A(H2N?)
1899 A(H3N8)

Reservorios naturales

En pájaros acuáticos el virus se multiplica en el tracto gastrointestinal no siendo causa de enfermedad para el animal. Es excretado en las heces y contamina el agua, así otros pájaros acuáticos y animales domésticos se infectan.

Los cerdos son también reservorios naturales del virus influenza, entran en contacto con el virus a través de los animales domésticos y otros mamíferos pueden verse afectados. Los humanos también somos reservorios naturales del virus de la gripe.

La teoría actual de cómo aparecen nuevas cepas se basa en los reservorios naturales. Así, por ejemplo, el virus influenza de aves A(H5N1) infecta a un cerdo y éste a su vez está expuesto a la variedad humana del virus A(H3N2). Tras una doble infección por cepas de ambos tipos y por reorganización, es posible que aparezca una nueva cepa, A(H5N2), que podría infectar humanos y para la que la población no está inmunizada, pudiendo causar epidemias.

Posibles tratamientos

En los últimos años se ha desarrollado una intensa investigación en el área de los inhibidores de la neuraminidasa, ya que es un componente idéntico en las cepas A y B del virus influenza. Recientemente se han presentado dos fármacos antigripales “tamiflu” y “relenza”. Su actividad consiste en reducir la capacidad de difusión del virus en el organismo, con lo que acortan el tiempo de duración de la enfermedad y reducen algunos de los síntomas.

Sin embargo, estos medicamentos únicamente reducen los efectos de la infección, siendo más importante la prevención mediante vacunación.

Una vez que padecemos la infección, lo único que podemos hacer es quedarnos en la cama y esperar que pase el proceso vírico. Dado que se trata de una infección vírica, es importante tener en cuenta que el consumo de antibióticos no tienen ningún efecto en la enfermedad, si bien, en grupos de riesgo, los médicos suelen administrar antibióticos a los pacientes ya que el virus reduce las defensas del paciente y lo deja a expensas de bacterias oportunistas.

Se recomienda beber mucha agua y tomar algún analgésico para reducir la fiebre y el dolor de cabeza y muscular.

En niños no se recomienda la administración de aspirina porque en un porcentaje pequeño de la población infantil puede provocar una afección llamada síndrome de Reyes, una afección muchas veces fatal que afecta a ciertos órganos después de la infección viral.

Tenemos más información

Buscar