Metapoblaciones

Sobreexplotación de la naturaleza, todos los días podemos oír algún comentario sobre la forma en cómo abordamos los recursos y la manera que tiene la naturaleza de respondernos. El efecto de la explotación es siempre negativo porque lleva unida la pérdida de la estructura del ecosistemaEn estos momentos estamos asistiendo a la pérdida de especies en la mayoría de los ecosistemas de la Tierra, desde las zonas tropicales a cualquier pequeño reducto cercano a las ciudades, en ello participan desde los cambios que se están apreciando en el clima hasta el nivel de contaminación subsidiaria de la actividad humana.

La fragmentación del ecosistema motivada por la actividad humana hace que especies que ocupan nichos extensos no puedan mantener una población uniforme, mientras que la pérdida de hábitats implica la extinción de especies de distribución reducida.

La teoría de las metapoblaciones fue introducida por Richard Levins con el fin de compensar las deficiencias existentes en los modelos clásicos de dinámica de poblaciones que ignoran el flujo de individuos que hay entre poblaciones vecinas, introduciendo el concepto de metapoblación, que es un grupo de poblaciones locales que están conectadas entre sí por procesos de emigración e inmigración.

Los procesos involucrados en las metapoblaciones son las migraciones, las extinciones y las colonizaciones, facilitando mediante el estudio de estos procesos la valoración de la capacidad de supervivencia de las especies a lo largo del tiempo en la zona estudiada. Estos datos son de interés para la biología de la conservación para estructurar actuaciones que permitan garantizar la presencia de las especies.

Los estudios de metapoblaciones involucran principalmente la estructura del espacio en el que se desenvuelven las especies, así como parámetros obtenidos de la dinámica y genética de poblaciones, la estructura de la comunidad y las redes tróficas.

La definición básica de una metapoblación sería: una población que está dividida en subpoblaciones, entre las que los individuos pueden emigrar o inmigrar. Dos procesos contribuyen a la dinámica de las metapoblaciones: el crecimiento y la regulación dentro de las subpoblaciones y la migración de individuos entre la subpoblaciones o la colonización de espacios vacíos.

La popularidad de la teoría de las metapoblaciones se basa en que trata de una manera más realista la diversidad que las teorías clásicas precisamente porque estudia los hábitats fragmentados. Esta teoría tiene 4 puntos principales:

1. La calidad de espacio estudiado, es decir, los recursos disponibles para las especies que habitan en él.

2. Cada fragmento del espacio tiene el mismo nivel a aislamiento, es decir, es igualmente difícil que una especie del fragmento A migre al fragmento B y viceversa.

3. Si las poblaciones que ocupan los fragmentos del espacio estudiado son independientes, de forma que la desaparición de la población del fragmento A no influye en la población del fragmento B, se asume que las migraciones son esporádicas, la población tiene una mayor probabilidad de extinción.

4. Si las poblaciones que ocupan los fragmentos del espacio estudiado son dependientes, los cambios en las pequeñas poblaciones son reflejo de lo que ocurre en las poblaciones grandes.

Encontrar una metapoblación en sentido estricto es muy difícil, de hecho solo se han encontrado un modelo: las mariposas de Hanski. El ecólogo Paul R. Ehrlich estudió la dinámica de poblaciones utilizando como modelo utilizando a la mariposa Euphydryas editha, en sus estudios llegó a la conclusión de que esta y otras especies similares pueden tener una distribución espacial distribuida, o lo que es lo mismo, los individuos pueden organizarse en grupos que viven en áreas aisladas con una dinámica de población en cada área independiente aunque están conectadas por eventuales migraciones

El ecólogo finlandés Ikka Hanski estudió metapoblaciones de la especie Melitaea cinxia. En general, la dinámica de estas metapoblaciones se centran en que existen áreas desocupadas y que las poblaciones promedio son del orden de 400 individuos, las poblaciones locales están relacionadas por la migración ocasional de individuos que ocupan áreas libres o se unen a otras subpoblaciones. La dinámica de las subpoblaciones es relativamente independiente, por lo que la extinción de la especie en un fragmento del espacio es compensada por la colonización de otras zonas a la recolonización, esto hace que la migración de individuos entre los fragmentos no muy distantes entre sí sea un vehículo para el mantenimiento de la metapoblación en el tiempo.

Bibliografía recomendada

HANSKI, I, Metapopulation Ecology, Oxford University Press, Oxford, 1999 ISBN: 0198540655

Hanski y Gilpin, Metapopulation Biology: Ecology, Genetics, and Evolution. Academic Press 1997 ISBN: 0123234468

Dale R. McCullough, Metapopulations and Wildlife Conservation, Island Press; ISBN: 1559634588

Tenemos más información

Buscar