Florentino Azpeitia Moros (1859-1934)

El día 13 de marzo de 1859 venía al mundo en la población aragonesa de Ateca (Zaragoza), una de las personalidades más descollantes de la malacología española del siglo XX, Florentino Azpeitia Moros.

De familia acomodada, estudió el Bachillerato en el Instituto de Segunda Enseñanza de Zaragoza, donde obtuvo el título de Bachiller en 1873. A continuación cursó algunas asignaturas en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza pero, debido probablemente a la supresión de la citada Facultad en esa Universidad, marchó a Madrid para estudiar la carrera de Ingeniería de Minas, que no comenzó hasta el curso 1879-1880 y que finalizó en 1883. En el centro madrileño fue alumno de Lucas Mallada y Pueyo (1841-1921), que impartía las clases de Paleontología.

El año siguiente se casa con Dolores Florén (con la que tuvo cinco hijos) y se traslada a Huelva para ejercer su carrera. Ingresa en el Cuerpo de Ingenieros de Minas (1886) y es destinado a la madrileña Escuela de Ingenieros de Minas, en la que, en 1896, es nombrado Profesor de Geología y Paleontología y desde 1907 sólo imparte clases de la “ciencia de los fósiles”

Aunque su formación no era científica, sino técnica, su vocación de naturalista se hizo patente en sus publicaciones y en su actividad intelectual. Si bien realiza alguna investigación geológica, la mayor parte de sus trabajos científicos son de índole biológica. Son artículos que vieron la luz entre 1903 y 1935 y que versan sobre la sistemática de organismos vivientes y fósiles, ya sean éstos animales o vegetales. Sus 21 publicaciones aparecieron en una revista alemana (Archiv für Molluskenkunde) y en otras nacionales como el Boletín de la Sociedad Española de Historia Natural, el Boletín de la Sociedad Ibérica de Ciencias Naturales, la Revista de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, Trabajos del Museo Nacional de Ciencias Naturales (Serie Zoológica), etc.

Ingresa en 1897 en la Sociedad Española de Historia Natural y participa en el primer Congreso de la Asociación Española para el Progreso de las Ciencias, que se celebró en Zaragoza en 1908, en el que presenta una comunicación científica sobre la diatomología española de su tiempo. Hay que resaltar que su interés por estos seres vivos le hace reunir al final de su vida más de 5000 preparaciones microscópicas de diatomeas y manuscritos y bibliografía sobre el asunto que pasaron a formar parte de la colección del Instituto Geológico y Minero de España. Por otra parte, sus conocimientos científicos hicieron que, en 1912, fuera encargado por el Museo Nacional de Ciencias Naturales de formar parte de una comisión que iba a estudiar la adquisición de las importantes colecciones de moluscos del médico y malacólogo Joaquín González-Hidalgo Rodríguez (1839-1923). Finalmente, en 1913, fue nombrado Presidente de la Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales y en 1920 Azpeitia fue uno de los socios fundadores de la sección madrileña de la Sociedad Ibérica de Ciencias Naturales.

En 1921 pide el cese de su cargo docente en la Escuela de Minas y publica un conjunto de investigaciones malacológicas. Su pasión por los moluscos le hace formar una impresionante colección que llegó a alcanzar los 80000 ejemplares, con más de 8000 especies catalogadas y con manuscritos y un importante material bibliográfico que, al fallecimiento del aragonés, fueron donados por su familia al Museo Nacional de Ciencias Naturales.

En 1922 tomó posesión como Académico Numerario de la madrileña Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en sustitución de su maestro Lucas Mallada. Entre 1928 y 1930 fue Contador de la citada institución.

Falleció en Madrid el 2 de enero de 1934.

Los biólogos españoles

Francisco Teixidó Gómez nos presenta la historia de la biología en España a través de la biografía de aquellas personas que dedicaron su vida a esta ciencia

Sitios de interés
Historia de la ciencia española

Tenemos más información

Buscar