Enrique Flórez de Setién y Huidobro (1702-1773)

El 21 de julio de 1702 nacía en la población burgalesa de Villadiego Enrique Flórez de Setién y Huidobro, historiador, teólogo y gran impulsor de la creación del Gabinete de Historia Natural de Madrid.

De familia hidalga, en 1719 ingresó en la Orden de los agustinos y después de estudiar Teología en los colegios de Salamanca y Valladolid, se doctoró en Ávila y Alcalá (1729), ciudad donde ocupó los cargos de Rector del colegio de los agustinos y de catedrático de Teología de la Universidad (1751).

En Alcalá empezó sus trabajos de investigación histórica, principalmente relativos a la diplomacia, medallas y numismática antiguas.

Hombre de vasta cultura tenía, además, buenos conocimientos de italiano, francés, portugués, hebreo y griego. Era académico de la Real Orden de Caballeros de Valladolid, miembro de la Academia del Buen Gusto de Zaragoza, y académico de la Real de Inscripciones y Bellas Letras de París.

Su obra más importante empezó a publicarse en 1747 y finalizó después de su muerte. La forman los 29 volúmenes de una geografía histórica de la Iglesia española: España Sagrada. Teatro Geográfico-Histórico de la Iglesia de España.

En la segunda mitad del siglo XVIII dedicó buena parte de su tiempo al estudio de la historia natural, llegando a formar una colección importante. En efecto, en 1750 en el monasterio madrileño de San Felipe el Real, formó un museo con las piezas que adquiría y con las que le enviaban desde diferentes lugares del mundo. Sabedor de su interés por la historia natural, el marqués de Grimaldi, ministro regio, encargó a Flórez el estudio del catálogo del gabinete de Pedro Franco Dávila, con objeto de que la Corona lo adquiriera.

Y es que Franco Dávila era un español oriundo de Guayaquil que residía en París y cuya afición por las ciencias de la naturaleza le hicieron crear, durante 25 años, un gabinete formado por objetos no sólo geológicos y biológicos, sino también por bronces, piezas de tierra cocida, medallas, miniaturas, etcétera. Este personaje, en 1767, se vio en la necesidad, por achaques de salud, de vender su museo y se lo ofreció a Carlos III; simultáneamente le remitió los tres volúmenes del catálogo que sobre el mismo acababa de imprimir en París: “Catálogo sistemático y razonado de las curiosidades de la naturaleza y del arte que componen el Gabinete del señor Dávila”.

La respuesta de Flórez a Grimaldi fue favorable a la adquisición de los materiales de Franco Dávila y, finalmente, con ellos se inauguró en 1776 el Real Gabinete de Historia Natural de Madrid.

En su extensa bibliografía se puede leer un discurso, dedicado al Príncipe do Carlos (más tarde Carlos IV), de tema biológico titulado Utilidad de la Historia Natural. Las primeras palabras del mismo nos dan una idea perfecta de lo que es la naturaleza para el padre Flórez:

“Cuanto Dios ha criado es para el hombre. Ninguna criatura tan rica y tan engrandecida. El mar lleno de margaritas con tan asombrosa variedad de habitadores que exceden el conocimiento de todos los mortales, es muy pobre en comparación de la hacienda que ha dado Dios al hombre”.

Falleció en Madrid el 5 de mayo de 1773.

Los biólogos españoles

Francisco Teixidó Gómez nos presenta la historia de la biología en España a través de la biografía de aquellas personas que dedicaron su vida a esta ciencia

Sitios de interés
Historia de la ciencia española

Tenemos más información

Buscar