Juan Bautista Bru de Ramón (1740-1799)

En 1740 nacía en Valencia Juan Bautista Bru de Ramón, considerado uno de los iniciadores en Europa de las investigaciones paleontológicas.

Pertenecía a una familia sin problemas económicos ya que su padre, Salvador Bru, fue Subdelegado de Marina durante más de medio siglo. Aunque no se sabe con seguridad, varios autores consideran que su formación artística empezó en la valenciana Academia de Santa Bárbara, que completó en la escuela particular de dibujo que dirigía Francisco Bayeu y en la que fue condiscípulo de Francisco de Goya. Su primera obra conocida fueron los frescos de la iglesia de la Virgen del Rosario, del poblado valenciano del Canyamelar.

En 1766, ya en Madrid, se presentó a un concurso de la Academia de San Fernando “por la pintura de primera clase”, el más elevado de los niveles establecidos por esta institución. Ese año, al crearse la enseñanza de anatomía para artistas, fue fundamental ya que, desde entonces y durante más de cinco años, estuvo formándose como “pintor anatómico”. En 1769 había ofrecido a la citada Academia un cuadro que representaba “una figura quitada la piel, y gordura en la forma que se representan los músculos, tendones y ligamentos que por el natural está hecha a la que le pondrá todos los nombres […] y números para la inteligencia de todos, y los que la quisieren copiar sin tener el trabajo de presentarse delante del horrible y asqueroso natural (que no todos tendrán estómago para ello)”. Deseaba que su pintura fuera adquirida por la Academia para utilizarla en la clase de Agustín Navarro, igual que se había hecho durante el curso anterior con el cuadro realizado por un cirujano. Su ofrecimiento fue desechado.

Completada su formación, fue el primero en ocupar, desde 1771, el puesto de “Pintor y Disecador” del Real Gabinete de Historia Natural de Madrid. En él ejerció el resto de su vida y por él es conocido en la historiografía científica.

Con la finalidad de difundir los materiales zoológicos de mayor importancia que se encontraban en el Real Gabinete, confeccionó 73 láminas de animales a las que acompañaban breves descripciones. Fueron publicadas en dos tomos, en 1784 y 1786, y aparecieron como Colección de láminas que representan los animales y monstruos del Real Gabinete de Historia Natural de Madrid, con una descripción individual de cada uno.

La obra científica más importante de Juan Bautista Bru fue el montaje, que completó en 1793, la confección de cinco láminas y la descripción anatómica de un esqueleto de megaterio, Megatherium americanum, un perezoso gigante que carece representantes en la actualidad. Este esqueleto había sido enviado a la Península en 1788 desde Luján (Argentina) y fue reconstruido y montado por Bru, lo que constituyó la primera reconstrucción de un vertebrado fósil en Europa, aunque tuviera el error de asignar los huesos de los dedos de la pata posterior a las anteriores. La obra del valenciano apareció como Descripción del esqueleto en particular según las observaciones hechas al tiempo de armarle y colocarle en este Real Gabinete. Las ilustraciones de Bru fueron las únicas conocidas entre los naturalistas hasta la década de 1820.

En la literatura científica no es demasiado raro atribuir al francés George Cuvier (1769-1832) la reconstrucción del animal e incluso su descubrimiento, aunque sabemos que el mayor mérito le correspondió al valenciano. Ocurrió lo siguiente:

Algunas pruebas de las láminas de Bru y anotaciones del naturalista francés Roume, afincado en Madrid, pasaron al Institut de France, el cual encargó a Cuvier un informe científico del mismo que presentó en 1796. En él le nombró Megatherium, y publicó varias veces sus láminas. En efecto, el padre de la Paleontología y de la Anatomía comparadas escribió: “El Megatherium es de todos los animales fósiles de gran talla, el último descubierto y, hasta ahora, el más raro… En alabanza de los españoles, debemos decir que han dado un ejemplo provechoso, seguido después por Peale con el mastodonte y Adams con el elefante… El primero fue montado por Juan Bautista Bru, disector del Real Gabinete de Madrid, que dibujó el conjunto y las diferentes partes en cinco láminas que hizo grabar y compuso una descripción muy completa”.

El informe de Cuvier se hizo muy famoso entre los naturalistas y de él también tuvo noticia el ingeniero español José Garriga, que a su costa fue publicada en 1796 una obra que contenía las láminas y la descripción de Bru, además de la traducción al español del informe del naturalista francés al que añadía nuevos datos. Fue titulada Descripción del esqueleto de un cuadrúpedo muy corpulento y raro, que se conserva en el Real Gabinete de Historia Natural de Madrid.

El elemento más valioso del actual Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid es, probablemente, el esqueleto del megaterio. Su presencia en el Gabinete fue descrita por José Garriga de la siguiente manera:

“Si se examina el esqueleto en general, y según se presenta armado sobre un pedestal grandioso en una sala de petrificaciones de este Real Gabinete, presenta sin duda a los ojos de un naturalista uno de los espectáculos mas vistosos, halagüeños y agradables que pueden caber en la imaginación. La corpulencia y enorme volumen, que resulta de todo el conjunto de sus huesos, es tan pasmoso y admirable, que será menester sea absolutamente de una naturaleza destituida de la posibilidad aun de sentir aquel, que no quede movido y sorprendido a vista de tan vasta mole, y que no se reconozca interiormente estimulado de llegarse a examinar curioso un tan raro y singular prodigio”.

Además, Bru participó con el que fuera comisario de Guerra de Marina, Antonio Sáñez Reguart, en el estudio anatómico, dibujo y grabados de numerosos animales de las costas españolas: Colección de los Peces y demás producciones marítimas de España formada de orden de S.M. Esta colección tiene “más de trescientas láminas al natural de los peces, crustáceos, testáceos, insectos, aves y yerbas marinas” dibujadas y grabadas por el valenciano. Sin embargo, la obra se paralizó en 1790 porque, por encargo regio, los dos autores elaboraron los cinco volúmenes (de los que el valenciano realizó los 347 grabados al cobre) del Diccionario histórico de las artes de la pesca nacional, que vio la luz entre 1791 y 1795.

Juan Bautista Bru falleció en Madrid en 1799.

Los biólogos españoles

Francisco Teixidó Gómez nos presenta la historia de la biología en España a través de la biografía de aquellas personas que dedicaron su vida a esta ciencia

Sitios de interés
Historia de la ciencia española

Tenemos más información

Buscar