Ángel Cabrera Latorre (1879-1960)

El día 19 de febrero de 1879 nació en Madrid Ángel Cabrera Latorre, considerado el más importante mastozoólogo en lengua española.

Era el menor de los siete hijos del primer obispo protestante español.

En su ciudad natal realiza los estudios medios y superiores doctorándose en Filosofía y Letras (1900), algo extraordinariamente interesante en la medida que fue un hombre ocupado, durante toda su vida de los temas biológicos. Y es que desde muy pronto se muestra interesado en los asuntos zoológicos y ya con sólo 18 años publica en las Actas de la Sociedad Española de Historia Natural unas “Observaciones sobre un chimpancé de ancas blancas”. Poco después, en 1902, Ignacio Bolívar (1850-1944), a la sazón director del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, le invita a trabajar en este centro en el que se mantiene durante cinco lustros, primero como naturalista agregado, recolector, disector primero y finalmente como naturalista agregado de la Sección de Osteozoología y responsable de las colecciones de mamíferos.

Cabrera estudió los mamíferos de los territorios africanos pertenecientes a España y gracias a la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas se interesó por las colecciones zoológicas de los museos franceses y británicos de ciencias naturales con el fin de reorganizar las colecciones existentes en el de Madrid.

Su vida como zoólogo se intensificó progresivamente y su categoría científica le permitieron asistir en 1913, como representante del Gobierno de España, al noveno Congreso Internacional de Zoología que tuvo lugar en Mónaco; a su regreso participó como zoólogo en la expedición que realizó a Marruecos la Real Sociedad Española de Historia Natural.

Durante unos años, el territorio africano fue el destino de sus trabajos como jefe de dos expediciones científicas, una en 1919 al Rift y otra dos años después al Marruecos Occidental. En 1923 tiene a su cargo el estudio de los mamíferos e insectos de la expedición, del ornitólogo y almirante de la Marina Británica H. Lynes, a la parte occidental del ya citado Protectorado español.

En 1914 publicó Fauna Ibérica-Mamíferos y entre 1919 y 1925 Genera Mammalium, una de sus obras más importantes. En su Manual de Mastozoología (1922) utiliza por primera vez el término mastozoología en lugar de teriología o mammalogía y en 1932, como resultado de sus estudios norteafricanos, citados antes, ve la luz Los mamíferos de Marruecos.

En 1925, invitado por Luis María Torres (1878-1937) y con el ofrecimiento de una remuneración muy superior al que recibía en Madrid, sale de España, con su familia, para dirigir el Departamento de Paleontología del Museo de La Plata.

En la nación suramericana, donde vivirá el resto de su vida, orientó su actividad científica hacia la paleontología zoológica de esos territorios y aunque los animales preferidos por Cabrera eran los mamíferos también investigó los fósiles de peces, anfibios, aves y reptiles. Hay que destacar que sus trabajos en el campo paleontológico tuvieron una marcada impronta biológica.

Organizó viajes científicos a la Patagonia y Catamarca en los primeros años de su estancia americana y descubrió importantes fósiles. En 1947 dio a conocer el Amygdalodon patagonicus, el primer dinosaurio jurásico conocido en Suramérica.

En Argentina también se ocupa de los animales actuales y de aspectos ecológicos en relación con el peligro que supone introducir animales extraños en determinados territorios; sobre este asunto ve la luz (escrito con José Yepes) su libro Mamíferos sudamericanos (1940), que obtuvo el Primer Premio en Ciencias Naturales de la Comisión Nacional de Cultura. Sin duda, su obra más importante es el Catálogo de los mamíferos de América del Sur (1957-1961), que apareció en la Revista del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”.

En la nación suramericana ocupó distintos puestos: ejerció como profesor de Paleontología en el Museo de La Plata (1925-1947), de Zoología en la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires (1932-1957) y de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Plata. Dirigió las tesis de Andreína Bocchino, Enriqueta Vinacci y Dolores López Aranguren, las primeras paleontólogas de América del Sur.

Además de su trayectoria estrictamente científica escribió diversos textos de divulgación: Narraciones zoológicas (1909); Los animales salvajes (1922); Los animales familiares (1922); El mundo alado (1922); Peces de mar y de agua dulce (1923); Los animales microscópicos (1923); Historia de leones (1923); Los mamíferos extinguidos (1929); Los mamíferos marinos (1929); Zoología pintoresca (1950), etcétera. Además, la mayor parte de sus trabajos eran ilustrados por él porque era un gran artista dibujando.

Escribió 27 libros, más de 200 publicaciones científicas y más de 400 artículos en publicaciones nacionales e internacionales, en revistas del prestigio de Proceeding of Biological Society de Washington; Journal of Mammalogy; Proceeding of Zoological Society de Londres; Annales and Magazine of Natural History de Inglaterra; y en las diferentes publicaciones de la Sociedad Española de Historia Natural de Madrid.

Fue miembro, entre otras, de la Real Sociedad Española de Historia Natural, donde fue bibliotecario (1904-1919) y secretario general (1919-1925), de la Zoological Society de Londres (1907); de la Boston Society of Natural History (1929); de la Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica (desde 1930); académico de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid (1931); miembro correspondiente del American Museum of Natural History de Nueva York (1943); miembro de honor de la American Society of Mammology de los Estados Unidos (1947); miembro honorario extranjero de la Zoological Society de Londres (1947); académico correspondiente de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Buenos Aires (1950), etc.

En relación con la Real Sociedad Española de Historia Natural hay que hacer notar que en el Boletín en el que se da noticia de su fallecimiento no se relacionaba al zoólogo madrileño con esta institución.

Hoy, la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y la Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamíferos conceden premios que llevan su nombre.

Falleció en la ciudad de La Plata el 7 de julio de 1960.

Los biólogos españoles

Francisco Teixidó Gómez nos presenta la historia de la biología en España a través de la biografía de aquellas personas que dedicaron su vida a esta ciencia

Sitios de interés
Historia de la ciencia española

Tenemos más información

Buscar