Faustino Cordón Bonet (1909-1999)

El 22 de enero de 1909 nacía en Madrid, Faustino Cordón Bonet, un biólogo teórico del siglo XX español.

Después de cursar el Bachillerato en el madrileño Colegio de El Pilar, y de una estancia de un año en París estudiando Dibujo, en sólo dos años, como alumno libre, completó las asignaturas de la carrera de Farmacia en la Universidad Central de Madrid, obteniendo la titulación correspondiente en 1931. Se retiró durante dos años a la sierra de la Maracena (Huelva) con el fin de preparar las oposiciones a la cátedra de Química Orgánica, probablemente influido por su abuelo que era titular de esa asignatura en la Universidad de Madrid.

La Guerra Civil cambió su orientación profesional, de manera que sus primeros deseos de hacer el doctorado y opositar a la cátedra antes citada fueron modificados por la dirección de la industria de guerra que le fue encomendada por el Partido Comunista de España, del que era militante. De esta forma llegó a ser Jefe de Armamentos del V Regimiento. Finalizada la contienda, aunque fue detenido y represaliado, ingresó muy pronto en la industria privada farmacéutica: primero, desde 1941 a 1945, en los Laboratorios Zeltia de Porriño (Pontevedra), que a la sazón dirigía Fernando Calvet. Aquí descubrió una enzima que inactivaba algunos preparados comerciales de insulina, a la que dio el nombre de insulinasa; con esta investigación obtuvo el doctorado.

Después ganó, por concurso-oposición, una beca del Ministerio de Asuntos Exteriores para realizar trabajos de enzimología en Estados Unidos, pero el Ministerio de Educación Nacional vetó la beca por los antecedentes políticos de Cordón. Se desplazó entonces a Madrid para trabajar en el Instituto de Biología y Sueroterapia (IBYS), especializado en la preparación de sueros y vacunas. En 1958 creó, en este centro, el Departamento de Investigación de IBYS que dirigió hasta 1966 y donde realizó trabajos sobre procesos de coagulación sanguínea, purificación de los sueros, etc.

Terminada su etapa en la empresa privada estuvo como Profesor invitado en la Universidad de Puerto Rico (1968-1969) y en 1970 se hizo cargo del Instituto de Biología Aplicada de Madrid, que dirigió durante una década. En 1980 creó la Fundación para la Investigación sobre Biología Evolucionista, un centro de investigación biológica teórica.

A lo largo de su vida publicó numerosos textos biológicos, unos de contenido bioquímico, otros sobre evolución, otros sobre filosofía de la Biología: Inmunidad y multiplicación proteica (1954), Introducción al origen y evolución de la vida (1958), La evolución conjunta de los animales y su medio (1966), Origen, naturaleza y evolución del proteoplasma (1978) y La naturaleza del hombre a la luz de su origen biológico (1981), etc. También tradujo algún libro como Genética y metabolismo (1963) de R. P. Wagner y H. K. Mitchell, Un siglo después de Darwin. (Vol. I: La evolución. Vol. II: El origen del hombre) (1966), de S. A. Barnett y otros autores, etc.

Quizá uno de los libros más destacados de Faustino Cordón, con numerosas ediciones, haya sido Cocinar hizo al hombre (1988). El sugerente título de la obra (remedo, en cierta medida, de la frase de Hesíodo: “El hombre es un animal que come pan”) sirve para exponer la importancia de los fogones en la evolución humana: “Tengo la convicción de que la primera y más trascendental consecuencia de la actividad culinaria hubo de ser la palabra, esto es, nada menos que el cambio cualitativo del homínido en el hombre”.

Publicó sus artículos en revistas científicas como Mundo Científico, Archivo de Neurobiología, Revista IBYS, Revista de la Real Academia de Ciencias de Madrid y en prensa escrita: El País, ABC, Tiempo, Revista de Occidente, etc.

Falleció en Madrid el 22 de diciembre de 1999.

Los biólogos españoles

Francisco Teixidó Gómez nos presenta la historia de la biología en España a través de la biografía de aquellas personas que dedicaron su vida a esta ciencia

Sitios de interés
Historia de la ciencia española

Tenemos más información

Buscar