Joaquín González-Hidalgo Rodríguez (1839-1923)

El día 1 de abril de 1839 venía al mundo en Madrid, Joaquín González-Hidalgo Rodríguez, considerado por muchos la figura más importante de la malacología española.

Realizó el Bachillerato en el Instituto San Isidro de la capital y en la Universidad Central los estudios de Medicina, en los que se licenció en 1861. En esta Facultad conoció a Víctor López Seoane (1832-1900), con el que mantuvo durante varios años una buena relación científica, de intercambio de información y de ejemplares.

En 1864 realiza una excursión importante en su vida recogiendo moluscos y vertebrados acuáticos en diferentes costas españolas. Poco después empezó la carrera de Ciencias Naturales, licenciándose en 1871 y doctorándose en 1874.

Muy pronto, en 1.877 fue nombrado miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de la que fue vicepresidente desde 1912 hasta su fallecimiento.

Fue docente de la Universidad madrileña, en la que ejerció primero, hasta 1875, como profesor auxiliar de Zoología general, Botánica y Mineralogía en la Facultad de Ciencias. Se reincorporó de nuevo al mismo centro en 1888 y desde 1897 a 1918 ejerció como catedrático de Mineralogía inicialmente y de Moluscos y Animales inferiores después. Además, fue conservador de la colección malacológica del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

Discípulo de Mariano de la Paz Graells (1809-1898), fue uno de los pocos zoólogos que siguió relacionándose con él cuando, en 1868, fue cesado de la dirección del Museo de Ciencias y del Jardín Botánico madrileños. Precisamente este hecho fue el hizo que González-Hidalgo fuera también socio fundador (con Graells) de la Real Sociedad Española de Historia Natural, de la que fue presidente en 1910.

Su orientación intelectual fue la malacología, lo que hizo que estudiara los moluscos de la península Ibérica y Baleares y de los territorios españoles de ultramar. Sus más de ochenta trabajos, que aparecieron en diversos medios españoles y extranjeros, le dieron una gran fama como científico, en la medida que describió 86 especies nuevas de moluscos.

Sus obras más significativas son los catálogos malacológicos españoles, entre los que cabe citar: Moluscos marinos de España, Portugal y las Baleares (1870-1890); Moluscos del viaje al Pacífico (1879), es el catálogo de los moluscos de la Comisión Científica del Pacífico (1862-1865), expedición de naturalistas españoles que recorrieron gran parte de la América del Sur, América Central y California; Catálogo iconográfico y descriptivo de los moluscos terrestres de España, Portugal y las Baleares (1884); Catálogo de los moluscos testáceos de las islas Filipinas, Joló y Marianas (1904); La fauna malacológica de España, Portugal y Baleares. Mollusques testacés marins (1917) y otros.

En su época de estudiante tradujo (con Miguel de la Plata) el Tratado elemental de Fisiología humana (1860), de J. Auguste Béclard. También escribió unas Nociones de fisiología e Higiene (1870) para los alumnos de Enseñanza Media.

Fue académico honorario de la Real de Medicina y miembro de varias sociedades científicas extranjeras: miembro de las Sociedades Malacológica de Bélgica, Linneana de Burdeos y de la Academia de Ciencias Argentina.

Fue nombrado, por el Príncipe de Mónaco, Comendador de la Orden de San Carlos, cuando representó al Gobierno de España en la inauguración del Museo Oceanográfico y premiado en la Exposición Universal de Filadelfia (1876) por sus trabajos científicos.

Falleció en Madrid el 24 de febrero de 1923.

Los biólogos españoles

Francisco Teixidó Gómez nos presenta la historia de la biología en España a través de la biografía de aquellas personas que dedicaron su vida a esta ciencia

Sitios de interés
Historia de la ciencia española

Tenemos más información

Buscar