José Loustau y Gómez de la Membrillera (1889-1964)

El 17 de enero de 1889 nacía en la población cacereña de Valencia de Alcántara José Loustau Gómez de la Membrillera, un biólogo cuya vida científica y académica estuvo íntimamente ligada a la Universidad de Murcia.

Estudió la licenciatura en Ciencias Naturales en la Universidad Central de Madrid y posteriormente, en la capital de España, trabajó en el Museo de Ciencias Naturales y en el Jardín Botánico. En 1914, defendió su tesis doctoral que versaba sobre “Las células gomosas y mucilaginosas del Arisarum vulgare (Rehb) y del Arum italicum (Mill)” y con la que obtuvo el Premio Extraordinario.

En abril de 1916 ganó la plaza de catedrático de Mineralogía y Botánica de la recién creada Universidad de Murcia y, a partir de entonces, toda su vida estuvo permanentemente relacionada con esa Universidad. Así, poco después, pasó a ser catedrático de Biología General y Zoología y en 1918 ocupó el cargo de Rector, lo que implica que fue el primero de los rectores del centro. En este puesto estuvo de manera ininterrumpida hasta 1929, año en el que dimitió como protesta por el proyecto del Decreto de Supresión de la Universidad de Murcia. Tras un breve paréntesis volvería en 1930 a hacerse cargo de ese centro hasta el final de la Guerra Civil. En estos años también ocupó la presidencia de la Diputación de Murcia (1924-1926).

En 1925 aparece una de sus obras más importantes: los Principios de Biología General y Genética, libro que estaba al día de los pormenores que sucedían en el mundo biológico y que fue un texto utilizado en varias universidades españolas; se reeditó en 1935 y 1953.

La Guerra Civil sorprende a Loustau de vacaciones en su localidad de nacimiento y, debido a una disposición oficial, se vio obligado a ejercer como profesor de Historia Natural en el Instituto de Segunda Enseñanza de Cáceres.

Un gran número de las publicaciones del cacereño apareció en revistas relacionadas con la Universidad de Murcia, con contenidos de la más diversa índole. Así, además de algunos textos de Geología, en el ámbito biológico publicó varios trabajos sobre taxonomía de especies de los Géneros Penicillium y Aspergillus, y otros de Genética humana, muy novedosos en la España de su tiempo: La herencia de las anomalías y enfermedades mentales, obra de 1933, en la que se analiza la base genética de la mayoría de las psicosis. Asimismo, salieron de su pluma trabajos significativos de etología: “La sociabilidad de los animales”, que apareció en 1935, y algunos de citología como los “Estudios sobre el Nucleolo en las Células Vegetales”, de 1943.

Fue profesor del Instituto de Edafología, Académico de número de la Real Academia de Medicina, de la Academia de Bellas Artes y Ciencia Históricas de Toledo y de la Academia Alfonso el Sabio.

En la actualidad el legado científico del biólogo extremeño puede visitarse en la Facultad de Biología de la Universidad de Murcia, en el que es el Laboratorio-Museo que lleva su nombre. Allí se pueden ver instrumentos como microscopios, lupas, microtomos, etc., “modelos” animales y vegetales, una magnifica colección de láminas de historia natural, etc.

En 1959 se jubiló como catedrático, aunque fue Decano de la Facultad de Ciencias hasta su fallecimiento, acaecido cinco años después.

Los biólogos españoles

Francisco Teixidó Gómez nos presenta la historia de la biología en España a través de la biografía de aquellas personas que dedicaron su vida a esta ciencia

Sitios de interés
Historia de la ciencia española

Tenemos más información

Buscar