Serpientes venenosas: Las incomprendidas víboras, parte I

En esta breve sección se muestras las diferencias anatómicas y conductuales que diferencian a las serpientes venenosas (Serpentes: Viperidae) de las que no lo son.

cabeza-de-culebraEn una sección aparte ya hemos dicho que si la serpiente tiene la capacidad producir veneno o saliva  con propiedades tóxicas entonces merece ser llamada venenosa, sin embargo, sólo las especies de la familia Elapidae (corales en América) y Viperidae (nauyacas, cascabeles y cantiles) tiene la capacidad para poner en riesgo la vida de una persona o animal, cuando se ve en la necesidad de morder en una situación meramente accidental o de defensa.

FAMILIA VIPERIDAE

La mayor parte de las personas, y esto nadie lo ignora, cree erróneamente que toda serpiente es venenosa, y eso NO ES CIERTO, y lo mismo tratan a una culebra (digamos una Drymobius margaritiferus) que a una cascabel, precisamente por la ignorancia que todos, unos más otros menos, tenemos. Y esque incluso pertenecen a familias diferentes (En la figura superior: Clelia scytalina).

A las víboras, que provienen de la familia Viperidae, se las tiende a confundir con las culebras y las boas (no mencionaremos a las coralillos, cuyo patrón anillado es inconfundible), pero poseen ciertas características que las hacen reconocibles.

ANATOMÍA

falsa-nauyacaCABEZA TRIANGULAR. Todas las víboras tienen la cabeza en forma de triángulo, la cual es muy notiria, razón por la que en inglés se conoce a la nauyaca o terciopelo como fer-de-lance, haciendo referencia a su cabeza en forma de lanza. Esta forma triangular se debe a la presencia justo por detrás de cada ojo, de una glándula (o bolsa) de veneno que las culebras no tienen. Casos especiales son culebras como la falsa nauyaca, Trimorphodon biscutatus, o la serpiente vino o bejuquilla, Oxybelis aeneus, que aunque también tienen cabeza triangular no son víboras. Se trata de un tipo de imitación de estas especies venenosas (teoría que puede sujetarse a debate).

Sin embargo, la falsa nauyaca es una imitadora de la nauyaca real, Bothrops asper, y realmente se parece mucho a ella, sin embargo es opistoglifa, es decir: que posee una saliva con propiedades tóxicas, y al parecer es la única de las culebras que podría ser de cuidado en caso de una mordedura, pero por la misma anatomía de su propia dentadura no es tan eficiente en el momento de morder. Y lo mismo pasa con la bejuquilla.

cabeca-de-nauyacaLa boa, mazacúa, mazacuata o zabullán, Boa constrictor, no sólo tiene la cabeza en forma de triángulo bien definida sino que su coloración es muy similar a la de la nauyaca real aunque con sus diferencias evidentes en cuanto a las formas y manchas en su espalda. Empero esta serpiente es aglifa, es decir: que no posee dientes conductores de veneno, pues como su nombre científico dice: constrictor, es la mayor de las constrictoras en México.

Como quiera que esto sea, falsa nauyaca, bejuquilla y boa no ponen en riesgo la vida de las personas en caso de mordedura… porque tengan o no veneno: todas las serpientes muerden, y esto puede acarrear serias infecciones si no se trata higiénicamente.

fosetas-2FOSETAS TERMOSENSIBLES. Si la forma de la cabeza no es definitiva, hay que buscar las fosetas termosensibles (fosetas termorreceptoras o fosetas loreales). Se ubican justo entre los orificios nasales y el ojo de la serpiente, a la altura de la escama loreal y son bastante visibles: todas las víboras las tienen.

Sin embargo no se recomienda acercarse mucho para ver si estas fosetas están presentes o no, por razones de seguridad, pero si se es cuidadoso y observador se pueden ver a simple vista. La excepción a esta regla es la Boa constricor, que también posee tales fosetas aunque no al mismo nivel, es decir, no en la zona de la escama loreal y no son tan definidas como en la caso de las víboras.

FORMA DE LAS PUPILAS. Todas las víboras tienen la pupila verticalmente elíptica, como en los gatos, lo que denota sus hábitos preferentemente nocturnos, pues en el día la pupila está muy cerrada y en la noche se dilata. Pero muchas culebras también tienen la pupila en forma vertical, porque también tienen hábitos nocturnos, pero si a esto sumamos la forma triangular de la cabeza, la presencia de fosetas termosensibles y la forma de la pupila, pues el margen se va reduciendo al identificar a una víbora.

cascabelCOLORACIÓN Y FORMAS DE LA ESPALDA (DORSO). La coloración por sí misma no puede decirnos mucho, a excepción de las corales, aunque hay algunos colores muy característicos. Por ejemplo, la nauyaca de cuernitos, Bothriechis schlegelii, tiene un color de fondo a veces verde oliva y otras amarillo brillante, el cual es inconfundible. La nauyaca real tiene un color de fondo rosáceo, gris o café rojizo.

Sin embargo, las nauyacas presentan un patrón dorsal de manchas en forma de diamante bordeadas por líneas de escamas blancas y un centro más claro. Los ápices de los diamantes apuntan hacia la línea media del cuerpo y sus bases hacia el vientre dando un patrón en forma de “X” o de zigzag. La barbilla, el vientre y la cola son blanco amarillentos.

En el caso de las cascabeles, digamos una Crotalus durisuss (la cascabel tropical,  que se halla presente en Tabasco), se presentan algunas manchas dorsales en forma de diamantes cafés, negras o rojizas cuyo centro es más claro y bordeadas por una línea blanca o crema.

En todo caso este patrón dorsal en forma de “X” o de diamante es característico de estas especies. Y por último, los cantiles tienen un color de fondo gris oscuro, casi negro o gris rojizo, y tienen una serie de bandas cruzadas que rodean el cuerpo en forma irregular. El cantil de Taylor, Agkistrodon taylori, de Tamaulipas y Nuevo León  tiene esas bandas cruzadas de un color anaranjado brillante.

cascabel-2APÉNDICES: Cascabel. Esta es una característica de las serpientes venenosas, en específico de las víboras pertenecientes al género Crotalus (las llamadas víboras de cascabel) y Sistrurus (las llamadas cascabeles enanas).

Este cascabel consta de una estructura córnea que de dispone en la base de la cola. Es como si tuviera insertados una serie de lóbulos que no están fijos del todo, es decir, que hay cierto movimiento entre ellos, por lo que al agitarse provoca el tan característico sonido de una cascabel. La “cabeza” de cada lóbulo está contenida en la base del siguiente (lóbulo o segmento). Con cada muda el cascabel agrega un lóbulo más. Algunas personas piensan que el número de segmentos en el cascabel corresponde a su edad, lo cual es falso, porque una serpiente muda más de una vez al año. Además el cascabel rara vez crece más allá de 10 segmentos, porque en el continuo vaivén de este bicho pues se rompe, además de los accidentes que pueda tener o enfrentamientos con otros depredadores, puede resultar en la pérdida de uno o más de sus lóbulos.

Las cacabeles enanas (En México sólo Sistrurus catenatus, porque la antigua Sistrurus ravus ha sido reacomodada dentro del gén. Crotalus, por lo que ahora es Crotalus ravus) tienen el mismo mecanismo. Una especie en la Isla Santa Catalina, BCS, es la única en su tipo (Crotalus catalinensis) que a lo largo de la evolución ha perdido su cascabel. Hay diversas teorías al respecto, pero no es de mi interés ni mi objetivo debatirla en este momento. El hecho es que no lo tiene, y si el lector quiere saber más al respecto basta con buscar la bibliografía correspondiente que se menciona en la sección II de este apartado, o poner el nombre científico de la especie en google o yahoo.

Por favor continúa en la seección II de esta misma categoría

Uri Ojeda

Uri Ojeda nos ofrece un recorrido sobre las serpientes venenosas de México

Tenemos más información

Buscar